sábado, 19 de febrero de 2011

Tipografías, Fuentes, Letras (I)

El medio escrito, una de nuestras más usadas formas de comunicación.
Casi tan importante como el lenguaje oral, tenemos en el español estos casi 30 signos de uso común y más de una veintena de adiciones que con infinitas combinaciones pueden lograr nuestra atención e incluso despertar emociones.


No pienso entrar (por ahora) en discusiones de tipo semiótico sobre la estructuración de este código del lenguaje, sino en la representación gráfica, el uso y clasificación de estos signos, trazados y grabados (según el medio que usemos para ponerlas) que llamamos letras.
Empezaremos con un poco de historia, para luego clasificarlas según su uso y evolución.  Luego nos aventuraremos a dar recomendaciones de su uso y compartiremos algunos aciertos y críticas sobre su abuso, por eso este blog lo dividirá en tres partes para una lectura y búsqueda más fácil.

Breve Historia
¿Cuál sería la sorpresa de la pequeña María Faustina? imagínenla, persigue a su perro, se adentra en una cueva detrás del travieso can y encuentra un gigantesco cuento ilustrado por un hombre que dejó hace más de 15.000 años, en aquella silenciosa pared de Altamira, pero ahora gracias a su padre, lo gritaría al mundo.  Esta "capilla sixtina" del arte rupestre no es la única muestra de los intentos del hombre del paleolítico por dejar su huella gráfica, ya que hay en Francia indicios de más de 30.000 años como los de Chauvet y sus caballos ...pero nada de esto es aún escritura.

4.000 a.C. en diferentes lugares del mundo, Eurasia, Oriente Medio, Egipto, China y luego en Mesoamérica; se desarrollarían de manera paralela los primeros indicios de escritura.  Así es como se supone que más bien por razones comerciales, más que culturales fue necesario plasmar de un modo inscrito los acuerdos orales y se tiene datos de tablillas con inscripciones cuneiformes donde quedaron sentadas dichas transacciones; dándose poco a poco una evolución entre sus principios ideográficos y sus principios fonéticos (cuya principal característica fue darle un sonido a cada signo según el principio Prorebus).

Cite/attribute Resource. Sanchez, J. R. A., Aja, J. R. (2009, June 10).

A la par se va desarrollando en diferentes civilizaciones la necesidad de comunicar y lo hacen por medio de ideogramas, que sustiuiran las abstracciones por gráficos que expresen eventos, cosa que puede verse entre los nativo americanos y los chinos por citar sólo dos ejemplos. No fue sino hasta que las castas de sacerdotes egipcios dejaron su historia en los jeroglíficos, que las inscripciones hechas sobre materiales duros se convierten en escritura y pasan a los documentos, ya sea en papiro, pergamino o papel; y se empiezan a archivar los manuscritos con el fin de transmitir conocimientos, relatos y creencias.

wikipedia/commons

Luego la cultura griega adopta un lenguaje fonético, donde podemos ver los orígenes de nuestro alfabeto occidental basados en los primeros sonidos vocálicos. Los romanos lo incorporaron a su cultura y son ellos quienes extienden las 23 letras por todo su imperio y crean el sistema de serifas en las mismas (las cuales eran todas mayúsculas, pero, esto lo veremos más adelante).

No es hasta el año 732 de nuestra era que Carlomagno, ordena un sistema de escritura que incluya las minúsculas.

En Occidente se da un boom durante la Edad Media gracias al trabajo de scriptorium de los copistas (también enriquecido por el mundo islam) que duró hasta el siglo XV con la invención de la imprenta de Gutenberg y se crea así, un nuevo tipo de documento.

Siguiente