martes, 12 de julio de 2011

El papel del PAPEL en el diseño para impresión digital


El papel utilizado para la impresión digital tiene un efecto significativo en la reproducción de color. El papel refleja la luz absorbida en el ojo de la persona que lo mira, de manera que cuanto más refleje la superficie del papel, como el papel con revestimiento (brillo), más amplia será la gama de colores que se pueda reproducir.



La elección del papel adecuado requiere de un gran conocimiento de las características del papel y de su relación con la tecnología específica de impresión.  Las impresoras y prensas digitales utilizan toner, que es un polvo muy fino que dará el color.  Las siguientes propiedades del papel interactúan con el tóner para determinar la calidad de las imágenes en color.

BRILLO
El brillo es la medida de la luz azul a 457 nm. Los papeles más brillantes producen imágenes con mayor contraste. Tenga en cuenta que algunos abrillantadores artificiales pueden afectar la reproducción del color reflejando los colores en forma dispareja. Un papel blanco azulado brillante puede reflejar más azul y menos rojo y verde, lo que afecta la manera en la que el ojo percibe el color del papel.
Los papeles blanco azulados contienen abrillantadores ultravioletas (UV) que se debilitan con el tiempo al estar expuesto a luz UV. A medida que el abrillantador UV se debilita, el tono del papel puede cambiar de blanco brillante a un blanco más opaco (yellow cast). La luz UV existe en forma natural en interiores y en el exterior.
17
RRECOMENDACIONES CON RESPECTO AL BRILLO • Como regla general, utilice papeles brillantes al imprimir documentos con
fotografías, imágenes de medios tonos o gráficos complejos.




ACABADO / SUAVIDAD
El acabado es la suavidad o la aspereza de la superficie de un papel. El papel se procesa para que tenga un tipo específico de acabado, que va de muy liso a altamente texturado. El acabado puede afectar de manera significativa a la calidad de la imagen. Si el papel es demasiado áspero, aparecen secciones claras y con granos en las áreas sólidas. Las imágenes de medios tonos, también aparecen granuladas. Es posible que el tóner no se funda adecuadamente con el papel demasiado áspero, lo que puede provocar el borrado de la imagen donde el tóner se salta. Los papeles lisos y revestidos producen imágenes nítidas dado que reflejan la luz de manera más directa que los papeles ásperos.
Sheffield es una prueba que permite medir la suavidad del papel. Mide la velocidad del flujo de aire sobre la superficie de una hoja. Cuanto menor es el número de suavidad Sheffield, más suave es la hoja.
Las siguientes dos tablas proporcionan descripciones de las categorías de acabado del papel y descripciones de las categorías de revestimiento.



Los rangos de brillo de la Tabla 1-2 se miden a un ángulo de 75 grados con el método de prueba TAPPI T 480. Los rangos de brillo no se fijan de manera rígida, razón por la cual los valores se superponen. Normalmente puede usar el nombre o descripción del acabado para determinar el tipo de revestimiento. Tenga en cuenta que las fábricas de papeles pueden no ser consistentes en la manera de describir los revestimientos.

RECOMENDACIONES CON RESPECTO AL ACABADO/SUAVIDAD • Utilice papeles lisos o revestidos para una correcta transferencia del tóner, para garantizar la mejor densidad del color y detalle de la imagen y para aumentar la apariencia de brillo. El uso de papel muy liso es sumamente importante al imprimir líneas finas e imágenes con detalles.

TONO
El tono es el color del papel. El tono del papel puede modificar los colores de las imágenes impresas porque el tóner se aplica en patrones de puntos que permiten que el tono del papel se trasluzca. Las imágenes más claras revelan más del color del papel que las imágenes más oscuras.

RECOMENDACIONES ACERCA DEL TONO
• Seleccione un blanco verdadero para los colores más puros y los tonos similares al color piel.
• Tenga en cuenta que el papel sombreado afectará los colores de las imágenes y el matiz general.
• Recuerde que los tonos de papel pueden variar significativamente de una marca y de un lote a otro.

FORMACIÓN
La formación es la distribución de las fibras o cargas en el papel. Las fibras y cargas deberían estar distribuidas en forma pareja en toda la hoja. Si bien la formación no se incluye en las especificaciones del fabricante, puede verificarla sosteniendo una hoja contra la luz. Si la hoja se ve pareja, tiene una buena formación. Si ve zonas claras y oscuras, disparejas, la formación no es buena.
La buena formación es particularmente importante cuando los documentos incluyen imágenes de medios tonos o fotografías con mucha cobertura de tóner. Las imágenes de medios tonos aparecen más nítidas en papeles que presentan una buena formación. Las imágenes sólidas pueden aparecer disparejas o con manchas si se imprimen en un papel con mala formación.

RECOMENDACIONES ACERCA DE LA FORMACIÓN • Seleccione papel con una buena formación para asegurar una uniformidad
de las imágenes de color.

IMPUREZAS
Impurezas en el proceso de fabricación del papel pueden dejar pequeñas manchas en algunos papeles. Las manchas pueden aparecer como marcas en las imágenes impresas, en especial en imágenes con alta resolución, tipografía fina o líneas finas.
Las impurezas presentes en los papeles reciclados se deben a la presencia de tinta y adhesivos (de sobres con ventana, notas autoadhesivas, etiquetas, etc.) que es difícil de eliminar durante el proceso de reciclado.

RECOMENDACIONES ACERCA DE LAS IMPUREZAS • Utilice papeles no reciclados, de alta calidad cuando necesite contar con la
mejor calidad de imagen.

OPACIDAD
La opacidad impacta la capacidad de la imagen impresa de traslucirse por la cara opuesta de la hoja o desde otra hoja colocada debajo. Para aumentar la opacidad del papel, se puede agregar una carga para aumentar el grosor, o ésta se puede aplicar como un revestimiento.
La opacidad se mide en base a la cantidad de luz que bloquea la hoja y se expresa como un porcentaje entre 0 y 100. La mayor parte de los papeles tienen una opacidad que varía entre 80 y 90%. Sin embargo, una opacidad de 98% no permitirá que la imagen se trasluzca por la cara opuesta de la hoja.

RECOMENDACIONES ACERCA DE LA OPACIDAD • Cuando imprima sobre ambas caras del papel o cuando aplique una alta
cobertura de tóner, elija papeles con un grado alto de opacidad.