Ir al contenido principal

El Manifiesto Cluetrain

Hace 14 años atrás Rick Levine, Christopher Locke, Dock Searls y David Weinberger; todos ellos internautas adictos, visionariamente publicaron 95 tesis que condensaron con el nombre de Cluetrain Manifiesto, donde hacían referencia a ponerle una voz (y oídos) humanos a la tecnología.  Hoy confirma su vigencia desde ese lejano enero de 1999. Época en que las empresas veían acercarse el Y2K, ellos advirtieron de otros peligros aún más inminentes para los mercados.

Acertadamente Eduardo Vázquez (Director de recursos Estratégicos España en Arena Media Networks) dice: "La principal virtud de este tipo de obras es que van escribiendo, como si de capítulos se tratara, la propia historia de la evolución humana. El propio manifiesto cluetrain es heredero (y un capítulo más de esa historia) de libros como "La tercera ola" de Alvin Toffler, "La Galaxia Guttemberg" o "La Aldea Global" de Marshal McLuhan y ha dado pie a la publicación de innumerables obras que ahondan sobre sus tesis o construyen a partir de ellas, como el libro de Victor Gil y Felipe Romero "Crossumer" o "La nueva ciencia del Caos" del mismísimo Philip Kotler."


En síntesis diríamos que busca hacer más humana la comunicación entre empresas y personas, a la vez que concientiza en  las formas como la tecnología puede hacer más fácil este proceso.  Pero pone de manifiesto como este acceso tecnológico derrumba viejos paradigmas en la estructura jerárquica, aplanándola y transparenta la información (algo a lo que muchas empresas temen en realidad).  Por eso sus enunciados son un pedido a esos gigantes corporativos para que no tengan pies de barro y tomen en cuenta a las personas (no solo clientes, sino también empleados y proveedores) y sepan como integrarse con su comunidad y la valoren.

Por eso podemos reafirmar que la gente se reconoce como tal, por el sonido de esta voz.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La interfaz de Google Analytics

En publicaciones anteriores, vimos en un primer post que tener una página web no es suficiente si no se llevan métricas de la misma. En un segundo post, explicamos la importancia del embudo de compras en Marketing y cómo la página web debe usar al mismo. En el tercer post explicamos la importancia de la analítica digital. Los post posteriores explicaban el funcionamiento de Google Analytics en sus generalidades, seteo de informes y vistas, y una explicación paso a paso así como en el uso de los filtros.



En estas nuevas entregas, vamos a descubrir el resto de funcionalidades de Google Analytics, empezando ahora con la interfaz de Google Analytics.

Una vez que tengamos abierta nuestra cuenta de Google Analytics, vamos a seleccionar las cuentas, propiedad o vistas, la misma que seteamos desde la parte superior izquierda.


Una vez abierta la nueva ventana flotante, simplemente seleccionamos la cuenta, propiedad o vista que requerimos; cabe aclarar que pueden ser buscados por nombre y para …

Ya tengo mi página web ¿qué sigue ahora? (Parte II)

Como vimos en el primer post, luego de haber pasado por el riguroso proceso de planificación, creación, pruebas y lanzamiento de una página web; es necesario sacar el máximo provecho de esta inversión.

Por eso es importante que la página cuente con la posibilidad de llevar un historial de sus métricas; datos que nos contarán verdaderas historias de nuestro sitio y su interacción con los usuarios y visitantes.

Hoy como nunca antes, las plataformas en línea nos permiten tener acceso a datos del público que se interesa por nuestra presencia en línea, con métricas que pueden decirnos cosas realmente interesantes acerca de las personas a las que estamos llegando con nuestros contenidos, productos y servicios.

El embudo de compras Un proceso de compra, debe pasar previamente por algunas etapas, es lo que se conoce en Marketing con el nombre de "Embudo de Compras" que lo vamos a resumir en ABC por sus siglas en inglés (Acquisition, Behavior y Conversion); mismas que no son más que…

Ya tengo mi página web ¿qué sigue ahora? (Parte I)

Muchas empresas se sienten defraudadas por la inversión realizada en su página web, pues luego de haberla lanzado al aire no ven que esto influya de manera alguna en sus ventas y menos aún en su presencia en línea.

Se encuentran frente a la cruda realidad, de que en la realización de su página web, debieron contar con el soporte de una o varias personas que les tuvieron que asesorar en la programación, diseño y contenido de la misma. Es habitual que una página web ni siquiera haya sido indexada por su realizador ¡algo básico para que los buscadores sepan de la existencia de la misma! y menos aún se haya tenido en cuenta el momento de su creación las palabras claves con las que se quiere ser encontrado por el público o el manejo de imágenes atractivas, livianas y concordantes con el tono y la personalidad de la marca.



Para esto lo ideal hubiera sido contar previo con un briefing creativo donde se defina el público al que se quiere llegar, una análisis FODA de la empresa para alinearse…